Google+ Followers

domingo, 28 de abril de 2013

Deseo...



Deseo... Anhelo…

el momento de la entrega.

Preparada, dispuesta, siempre accesible a todos sus deseos...

Sentir el corazón latiendo en cada milímetro de mi piel.

Sentir la humedad brotando de mí... 

Y de nuevo deseo... aún más deseo...

Que Ustedes deseen usarme... 

Que me utilicen para su propio placer...

Sentir el choque del cuero sobre mí piel…

Azote que libera…                                           

Ver el placer en sus ojos

Y deseo, deseo dejarme llevar, dejarme ir

Naufragando en el río de placer que fluye de mí
 
Y que sólo a Ustedes pertenece.

Deseo... Anhelo...

                             (Kohana Oyama)


2 comentarios:

  1. No hay que temer, tú elegiste tu camino de corazón, porque cualquiera pueda dar su cuerpo pero sola la gente con mas fuerza puede entrega el alma hasta completarse.

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón Jano DeJade. Muchas gracias por tu comentario. Mil besos.

    ResponderEliminar