Google+ Followers

domingo, 24 de julio de 2011

24/7. Totalmente entregada a mis Amos.

Hasta ahora en el blog sólo había publicado entradas relacionadas con las geishas. Hoy por ser 24/7 voy a cambiar de tema. 
Soy Kohana, esclava de Ayla y O Yama Tsumi. Mi relación con ellos es de entrega total y absoluta por lo que considero que es una relación 24/7. 24 horas al día durante los 7 días de la semana disponible y dispuesta a cumplir sus deseos. Entiendo que en el BDSM puede haber millones de tipos de entrega y de dominación diferentes, tantos como personas que lo practican. Hoy por ser el día internacional del BDSM, quiero hablar sobre un tipo de entrega que para mí es fundamental y sin la que, desde mi manera de vivir y entender la sumisión, lo demás no tendría sentido. Hablo de la entrega ó sumisión Mental. 
Navegando por la red he encontrado un artículo que me ha resultado muy interesante y con el que estoy bastante de acuerdo y aunque suponga un giro en las entradas habituales de mi blog, a partir de ahora intercalaré los temas relacionados con el BDSM y mi pasión por las geishas y la cultura japonesa.
 
 
 
 
¿QUÉ ES LA SUMISIÓN MENTAL?


*Es ante todo un SENTIMIENTO AMOROSO. Una unión o fusión

intensa con el Amo.


*Es un ESTADO DE LA MENTE. Es decir, no es una entrega material

de algo tangible como ocurre con la “sumisión sexual“. Definir

qué es la sumisión mental es tan difícil como querer definir qué

es la alegría, la tristeza o el amor.


*Es una ACTITUD:Los que hayáis tenido hijos quizás comprendáis la

actitud de una madre con su bebé. Su bebé es “su“ vida. Está

atenta a él, lo siente en cada momento. Pues bien, la sumisión

mental lleva a la sumisa un sentimiento muy parecido con respecto

a su Amo.


*A medida que la sumisión mental aumenta, se produce un

sentimiento de PLENITUD y curiosamente un sentimiento de

LIBERTAD en la mente sumisa. Plenitud porque su mente esta

llena de amor hacia su Amo, y de libertad porque ha llegado a un

estado de sumisión en el que la confianza se ha instalado en su

corazón. Su mente está poseída por su Amo y esto la libera de dudas

y temores. Además la libera -al realizarse- de esa necesidad

profunda de entrega...“Nunca fui más libre que desde que tu

cadena me ata . Nunca volé más alto que desde que a tus pies me

arrodillo” (lena{DR})



*La sumisión mental es casi siempre un ESTADO más PERMANENTE y

que va más allá del ámbito de una sesión. A medida que su mente

está más sometida la persona sumisa se encuentra más llena y

poseída por su Amo en casi todo momento.


*Una sumisa me ha hecho especial incidencia en que el estado de

sumisión mental presupone CONFIANZA; ella dice:“La sumisión

mental yo la relacionaría con la persecución de esa confianza

ciega que borra de la mente las dudas. Una confianza profunda e

instintiva“ (lena {DR}) .


*Aunque siempre que haya sumisión de cualquier clase, habrá

sumisión mental de alguna manera, algún autor asocia la sumisión

mental a un estado de mayor entrega formal, es decir, es más

propio de ESCLAVAS que de sumisas. La esclava se supone no tiene

límites en su confianza y entrega. Se supone por tanto que su

mente esta más cerca de la sumisión mental que la sumisa que aún

tiene barreras en su entrega.


*Algunos autores asocian la sumisión mental a la SINCERIDAD y a

la entrega al Amo de todo lo que sucede en su mente sumisa. Esto

ya se da por descontado. Nadie puede imaginar la sumisión sexual

sin la entrega de su sexo. Nadie puede imaginar la sumisión

mental sin la entrega de lo que pase por la mente sumisa


ALGUNAS CURIOSIDADES QUE AYUDAN A COMPRENDER

QUÉ ES LA SUMISIÓN MENTAL


*LAS COINCIDENCIAS CON EL MISTICISMO RELIGIOSO. Si queréis

comprender con exactitud que es la sumisión mental llevada a su

máxima expresión, estudiad los textos del misticismo religioso.

Algún día, alguien tendría que estudiar las increíbles

coincidencias que hay entre el misticismo religioso -las reglas,

los niveles, el lenguaje, los nombres de algunas ordenes

religiosas etc- y nuestro mundo.


*LAS ESCENAS DE HUMILLACIÓN. Es curioso que algunos coincidan en

que las escenas de humillación aumentan enormemente el “estado de

sumisión“. Se explica porque la persona sumisa, al verse en la

aparente contradicción de disfrutar de humillaciones, la sitúa en

un estado de profunda humildad que posibilita a su vez una

entrega más limpia de dudas y barreras .
 
 


¿CÓMO SE LOGRA LA SUMISIÓN MENTAL DE LA PERSONA SUMISA?


Así como hay muchos textos sobre cómo lograr todos tipo de

sumisiones:En el movimiento, en la voz y sobre todo la sumisión

sexual, no he encontrado casi nada sobre cómo lograr la sumisión

mental.


La razón es muy sencilla: La sumisión mental se logra como

resultado de TODAS las sumisiones. No hay un camino o mejor dicho

sí lo hay, es el conjunto de todos los caminos los que al final

llevan a la sumisión mental. Por eso yo digo que la sumisión

mental es la sumisión de sumisiones y el destino final de todas

ellas.


En definitiva, he encontrado pocas TÉCNICAS DE ENTRENAMIENTO

específico de la sumisión mental. Aquí apunto alguna:


*Algún autor incide en la necesidad de INTROSPECCIÓN de la

sumisa, analizando su mundo interior, sus emociones, sus miedos,

sus dudas, meditando sobre cómo mejorar su comportamiento. Los

diarios se apuntan como un instrumento valioso en este sentido.

Estamos hablando de diarios en los que la sumisa refleja su mundo

interior, sus dudas, avances y retrocesos en su camino hacia la

sumisión. Estos diarios son efectivos si son revisados a menudo

por el Amo y la sumisa, comentando los obstáculos, los avances y

retrocesos hacia la sumisión perfecta.


*Las escenas de ADORACIÓN: La contemplación casi mística del Amo

es un ejercicio de sumisión mental.


*Se habla mucho en la red de un estado mental especial llamado

SUB-ESPACIO. Se suele experimentar durante una sesión SM

especialmente intensa y en él la persona sumisa entra en un

estado alterado de conciencia. Hay varios grados de subespacio.

Una sumisa llega a ser mucho más maleable a la dominación en esos

momentos, por ello algunos piensan que es un estado intensamente

sumiso . Tengo mis dudas sobre si esta experiencia aumenta el

grado de sumisión mental de forma permanente después de la

sesión, porque se ha de tener en cuenta que su estado está

provocado por unas substancias dopantes que el mismo cuerpo

segrega (endorfinas). Su discurso mental está alterado . No creo

que una experiencia de este tipo aumentara la devoción hacia su

Amo de manera tan significativa y permanente como el que sentía

durante la sesión .


Personalmente hay un procedimiento que he escogido del misticismo

religioso y que yo recomendaría:La MEDITACIÓN diaria y placentera

sobre el Amo, asociándolo siempre a sensaciones agradables. Las

cibersumisas ya lo hacen:Casi siempre se van a dormir pensando en

su Amo, asociando su imagen al estado placentero en que las ha

dejado la sesión que acaban de tener con Él. Asocian entonces la

imagen del Amo a algo tranquilo, luminoso y sobre todo bello. Es

una sensación de amor intenso .


*Por último quiero hacer especial hincapié en el tema ÉTICO. El

BDSM es un sistema de relaciones personales muy equilibrado. El

Amo recibe la entrega de la mente sumisa pero al mismo tiempo

carga con la responsabilidad de ser el digno recipiente de esa

entrega. Aunque en una relación BDSM el crecimiento personal ha

de ser mutuo, considero que el Amo, al poseer la mente sumisa

está especialmente obligado a ayudar en su crecimiento, de manera

positiva y en todos los aspectos.


Estoy hablando de auténticos Amos, personas responsables y

sanas, que se ganen el respeto de su sumisa por una actuación

ética, digna, no de patéticos payasos -que últimamente pululan

mucho por la red- que creen que ser Amo es escudarse detrás de un

látigo y decirle cuatro palabras soeces a la sumisa vengan o no a

cuento.


La sumisión mental es el estado superior y último de las

sumisiones, la más maravillosa y placentera de ellas, pero

también la más delicada y con más riesgo de sufrir daño.

Recomendaría a las sumisas que antes de hacer esta última y

definitiva entrega se preguntaran si su Amo se la merece por

haber ganado su respeto con una conducta ética y digna hacia

ellas .
 
 


ADVERTENCIAS FINALES


Puede que alguien piense que si una esclava se somete mentalmente a su

Amo, éste tiene derecho a usar su mente como quiera. Puede decirle que

piense como Él quiera, lo que Él quiera y cuando Él quiera . Técnicamente

desde el punto de vista de las reglas BDSM, si la esclava ha hecho su

entrega absoluta de manera libre y voluntaria y el Amo NO actúa en contra

de su salud mental, este argumento es irrebatible.


De todas maneras, todo Amo antes o después dispone de la mente sumisa y

la cambia, al menos en parte. Simplemente con su educación como sumisa ya

está modificando su mente . Es muy frecuente leer en los foros

confesiones de alguna sumisas en el sentido de que tras conocer a su Amo

y ser educada por Él, una sumisa hace y piensas cosas que nunca se

imaginaba que iba a hacer y pensar .


El problema es que si seguimos por este camino hasta sus últimas

consecuencias entramos en un terreno resbaladizo y peligroso . Puede que

siguiendo esta senda y si se emplea mal, la sumisión mental acabe

convirtiéndose en un lavado de cerebro y entremos en el lado

auténticamente oscuro y deleznable del abuso .


Prefiero el concepto de sumisión mental como la comunión y confianza

absoluta en el Amo . Se trata de ese sentimiento placentero de estar

llena de Él en cualquier lugar, en cualquier momento y en casi

cualquier situación .
 
 
 
 
Fuente: El Faro.